Cuando usas un navegador, como por ejemplo Chrome, este guarda las cookies y determinada información de los sitios web en su caché. Si borras estos datos, puedes resolver algunos problemas de los sitios web, como los relacionados con la carga o el formato.

Paso 1.- Abre Chrome en tu ordenador.Paso 2.- Ve a la parte superior derecha y haz clic en Más .
Paso 3.- Haz clic en “Más herramientas” y después selecciona la opción “Borrar datos de navegación”.

Paso 4.- Dentro del recuadro que aparece. En la parte superior, elige un intervalo de tiempo. Para borrar todos los datos, selecciona “Desde siempre”.

Paso 5.- Marca las casillas junto a “Cookies y otros datos de sitios” y “Archivos e imágenes almacenados en caché”.
Paso 6.- Haz clic en Borrar los datos.

¿Qué ocurre al borrar esta información?

Al borrar la caché y las cookies:

  • Se eliminan algunas opciones de configuración de sitios web. Por ejemplo, si habías iniciado sesión, deberás volver a iniciarla.
  • Si activas la sincronización en Chrome, no tendrás que volver a iniciar sesión en la cuenta de Google sincronizada para eliminar tus datos de todos tus dispositivos.
  • Algunos sitios web pueden parecer más lentos porque determinado contenido, como las imágenes, tiene que volver a cargarse.

Cómo funcionan la caché y las cookies

  • Las cookies son archivos que crean los sitios web que visitas. Mejoran la experiencia online porque guardan los datos de navegación.
  • La memoria caché recuerda partes de las páginas, como las imágenes, para que se abran más rápido cuando vuelvas a visitarlas.