Esto llega a pasar por la configuración propia de el sistema operativo.

Cuando esto sucede sólo basta con abrir la carpeta del Escritorio donde deben estar guardados los accesos directos de los lanzadores.

archivo

carpeta fedora

capeta escritorio